National Endowment of the Arts - The Big Read
The Grapes of Wrath

The Grapes of Wrath

by John Steinbeck

Literature is as old as speech. It grew out of human need for it, and it has not changed except to become more needed.


¿Es posible que un libro llegue a lo más alto de las listas de los más vendidos, gane un Premio Pulitzer, salve vidas e, incluso así, sea menospreciado? Si se trata de Las uvas de la ira, (1939) la respuesta es definitivamente sí. Durante demasiado tiempo, la obra maestra de Steinbeck se ha enseñado como historia social o se ha catalogado como “novela de problemática”. Por supuesto, es ambas cosas pero, ante todo, es una historia increíble. Los personajes se enamoran, pasan hambre, pierden la fe, matan, viven y mueren con una inmediatez que, en comparación con las novelas contemporáneas, hace que éstas parezcan ligeramente obsoletas.

La novela comienza cuando el joven Tom Joad regresa a casa después de cumplir una condena en prisión y encuentra la granja de su familia en Oklahoma en ruinas y desierta. Pronto encuentra a sus familiares en las cercanías, preparándose para abandonar sus tierras y emprender camino a California en busca de la promesa de una nueva vida. Seguimos sus tribulaciones y compartimos sus esperanzas, únicamente para vivir su decepción cuando la abundancia agrícola de California no cuenta con ellos, excepto como jornaleros ocasionales. Con tantas tensiones, la familia Joad gradualmente comienza a desintegrarse hasta que solamente sobrevive un débil resquicio. En un final inolvidable, los dejamos privados de todo excepto de su humanidad imperecedera.

En el camino conocemos a un elenco de personajes tan repleto como la camioneta de la familia Joad. Desde la indomable matriarca Ma Joad hasta el viejo hambriento de la escena final del libro, Steinbeck dota a sus personajes de la individualidad que una economía sin piedad amenaza con arrebatarles. Como resultado de un impresionante equilibrio, estos personajes representan a aquéllos desplazados por la Depresión sin llegar a convertirse en meros símbolos.

Y ésa es solo la mitad de la historia. Las uvas de la ira es, como mínimo, dos libros en uno. Aproximadamente la mitad de los capítulos cuentan la saga de los Joad, mientras que la otra mitad no tiene personajes que continúen y casi nadie es identificado por nombre. Estos “generales”, como Steinbeck normalmente llamaba a sus capítulos intermedios, enfatizan la idea de que los Joad representan a todos los emigrantes que iban hacia el Oeste en la era de la Depresión. En este libro, Steinbeck sentía una mayor responsabilidad con respecto a su material que en ningún otro y estaba empeñado en que ningún lector tomara erróneamente las penurias de los Joad como un caso aislado.

Steinbeck escribió Las uvas de la ira en cinco meses de una increíble explosión de productividad. Su primer matrimonio comenzaba a derrumbarse y cada día traía súplicas de buenas causas para presidir este comité o asistir a esa obra benéfica.

Retrospectivamente, los cien días que dieron luz a la novela sirven de testimonio de quizás su tema más importante: la dignidad del trabajo arduo, hecho a mano y acosado por la duda, dando todo lo que uno tiene y para compartirlo con otros.

Personajes principales de la novela

Tom Joad
Recién salido de la cárcel cuando comienza la novela, Tom se apresura a pelear pero es fundamentalmente decente. Ama a su familia y se radicaliza gradualmente por la lenta desintegración de ésta.

Ma Joad
Bendecida con la capacidad para improvisar una comida o una cama con las más escasas provisiones, la fuerza y resistencia de Ma con el tiempo demuestran que es el verdadero baluarte de la familia.

Jim Casy
Predicador excomulgado convertido en filósofo itinerante, Jim da voz a mucha de la propia desconfianza de Steinbeck por la religión organizada y la creencia en la justicia social.

Rosasharn Joad Rivers
Bajo la influencia de Ma, la hermana de Tom madura y, de una madre embarazada bastante insufrible, pasa a ser una mujer capaz de uno de los sacrificios más memorables de la literatura estadounidense.

Tio John Joad
El tío John es un borracho ocasional que se siente responsable de la muerte de su difunta esposa. Su escena más inolvidable es cuando deja al más joven de los Joad a la deriva en el río para dar testimonio sin palabras del sufrimiento de todos los emigrantes de la sequía Dust Bowl.

Al Joad
Al se vuelve repentinamente indispensable para su familia ya que es el único que puede mantener la valiosa camioneta funcionando. Desafortunadamente, algunas cosas tienen incluso más atractivo que un automóvil para un adolescente como Al; por ejemplo, las muchachas.

El “hombre que se tumbó boca arriba”
Sin nombre, este secundario pero indeleble personaje comparte el inolvidable retablo final de la novela con Rosasharn. Al igual que la abatida subclase a la que representa, necesita ayuda para sobrevivir pero es demasiado orgulloso para suplicar.

The Big Read
Get involved with the Big Read!
Learn More

printfooter-logos
© Arts Midwest