National Endowment for the Arts - The Big Read
Fahrenheit 451

Fahrenheit 451

by Ray Bradbury

You don’t have to burn books to destroy a culture. Just get people to stop reading them.


Ray Bradbury selling newspapers on the corner of Olympic and Norton, Los Angeles, c. 1938.

Las tres secciones principales de Fahrenheit 451 de Ray Bradbury terminan con un incendio. El marco futurístico de la novela se centra en Guy Montag, un bombero. En la primera sección descubrimos que Montag realmente es un incendiario profesional de libros que debe provocar incendios en lugar de apagarlos. Durante años ha realizado su trabajo obedientemente y bien. Pero un día se le ordena quemar los libros de una tal Sra. Hudson, quien prefiere morir que abandonar su biblioteca. Furtivamente Montag se guarda algunos de los libros de la señora, atormentado por la idea de que quizás no merezca la pena vivir una vida sin libros. A medida que Montag comienza a leer con profundidad por primera vez en su vida, la segunda sección de Fahrenheit 451 describe su creciente insatisfacción con la sociedad que le pagan por defender. Busca el consejo de un anciano llamado Faber, a quien una vez le perdonó una multa por leer. Ambos se ponen de acuerdo en copiar una Biblia que han salvado de la quema en caso de que le pase algo al original. Beatty, el jefe de Montag en la estación de bomberos, se da cuenta de su desencanto y le interroga hasta que una alarma de incendio interrumpe la confrontación. Cuando se dirige a la dirección del incendio, a Montag le sorprende descubrir una conflagración considerablemente más cerca de su casa.

La última sección de Fahrenheit 451 nos presenta a Montag apoderándose por primera vez de su propio destino. Se venga de Beatty y se marcha al campo. Allí encuentra un grupo de resistencia de lectores, cada uno responsable de memorizar, y por lo tanto conservar, el contenido de un libro diferente. Mientras esperan el momento oportuno con la esperanza de un futuro mejor, aparece una luz en el horizonte: mientras la sociedad mira pantallas de televisión que ocupan paredes enteras y se medica para mantenerse en estado de coma, comienza el mayor de los incendio hasta entonces.

Los tres holocaustos del libro se expanden de manera concéntrica. La muerte de un extraño en un incendio en el primer tercio se convierte en la destrucción de la casa de Montag en el segundo. Lo que se quiere implicar es que, si Montag hubiera prestado mayor atención a la difícil situación de su vecino, él no se habría visto en el mismo apuro poco después. Los problemas en la calle conducen a problemas en casa, y éstos a problemas en el extranjero. Para un libro que antes había sido encasillado como ciencia-ficción, esta complejidad estructural es una prueba más de que Bradbury empezó escribiendo una novela barata y terminó escribiendo para todas las épocas.

The Big Read
Get involved with the Big Read!
Learn More

printfooter-logos
© Arts Midwest