National Endowment for the Arts - The Big Read
The Call of the Wild

The Call of the Wild

by Jack London

No man ever became great who did not achieve the impossible.


Introducción a la novela

El héroe de El llamado de la selva de Jack London (1903) es Buck, un perro mezcla de San Bernardo y pastor escocés. Tarde una noche de 1897, un pobre labrador roba a Buck de su cómodo hogar en el norte de California y lo vende como perro de trineo. La novela, que transcurre mayormente durante la fiebre del oro del Klondike (1897–98), en el Yukón de Canadá y en Alaska, hace una crónica de las dificultades y los éxitos de Buck a medida que aprende la “ley del garrote y del colmillo”.

Sus cuatro años de mascota doméstica no han extinguido el instinto primordial de Buck ni su imaginación. Con valentía sobrevive la brutal crueldad de los humanos y la naturaleza salvaje, y se convierte en el líder de la jauría de su trineo. Soporta hambre y fatiga, aprende a hurgar en busca de comida y lucha con un perro rival. A pesar de todas estas penurias, por primera vez, Buck “estaba dominado por el simple surgir de la vida”. Finalmente, Buck lucha entre su amor por su último dueño, John Thornton, y su deseo de responder al misterioso llamado de sus ancestros.

Inspirado por My Dogs in the Northland (Mis perros del Norte) (1902), la narración histórica de Egerton R. Young, Jack London escribió El llamado de la selva en tan solo un mes. Primero apareció en el verano de 1903 como una serie en The Saturday Evening Post. Aunque London solamente recibió 2.750 dólares por la novela, adquirió fama literaria y amplia popularidad al instante.

Frecuentemente, las intenciones artísticas de London se malinterpretaban. Después de una crítica en particular del Presidente Theodore Roosevelt y el naturalista John Burroughs, London escribió una carta dando una explicación: “Escribir [El llamado de la selva y White Fang (Colmillo blanco)] fue en realidad una protesta contra la ‘humanización’ de los animales... Una y otra vez... escribí pensando en mis héroes los perros: ‘estas cosas no las pensaba; simplemente las hacía’... mis héroes perros no actuaban dirigidos por el razonamiento abstracto, sino por el instinto, las sensaciones y emociones, y por el razonamiento simple”.

Por esto, y por la vívida descripción que London hace de la lucha por la supervivencia en un ambiente hostil, generaciones de niños y adultos han calificado a El llamado de la selva como una aventura inolvidable.

Personajes principales de la novela

Los perros

Buck
El narrador cuenta la historia desde el punto de vista de Buck. Robado de su casa de California para trabajar como perro de trineo en el Klondike, Buck aprende rápidamente a sobrevivir y triunfar. Además de su astucia, paciencia y fuerza, la mejor cualidad de Buck es su imaginación, que le permite luchar siguiendo tanto su instinto como su razón.

Spitz
Este animal con muchos viajes a sus espaldas, un perro blanco grande de Spitzbergen, Noruega, es un luchador experimentado que odia a Buck. A pesar de tener más experiencia, Spitz se encuentra con un rival de su nivel cuando Buck cuestiona su capacidad de líder en una pelea a muerte.

Dave
El mayor deseo de este triste y malhumorado perro es que le dejen en paz. Aunque duerme siempre que puede, sorprende a Buck la primera vez que forman equipo en el arnés: a Dave le encanta su trabajo y se convierte en un justo y sabio maestro.

Sol-leks
Su nombre quiere decir “el iracundo”, una buena descripción de sus sentimientos siempre que otro perro se le acercaba por el lado de su ojo ciego. Al igual que Dave, Sol-leks quiere que le dejen en paz, ama su trabajo, y rápidamente le enseña a Buck las mejores maneras de trabajar en equipo.

Los humanos

El juez Miller
Buck y su padre, Elmo, eran las apreciadas mascotas de este bondadoso juez, propietario de un gran rancho en el valle de Santa Clara en el norte de California.

Manuel
Este pobre trabajador no puede mantener a su esposa e hijos. Con la motivación del dinero fácil, roba a Buck una noche y lo vende como perro para trineo durante la fiebre del oro del Klondike de 1897–1898.

El “hombre del suéter rojo”
Sin nombre, este hombre se convierte en la personificación de una de las lecciones más importantes que Buck aprende: en la lucha por sobrevivir, la “ley del garrote y del colmillo” reina por excelencia.

Perrault y François
Estos intrépidos mensajeros francocanadienses llevan envíos importantes del gobierno canadiense, así que están contentos de encontrar un perro tan fuerte como Buck. Nunca son crueles con su perros y Buck aprende a respetar su amable severidad.

Hal, Charles y Mercedes
Una mezcla de egoísmo, avaricia e incompetencia distingue a estos tres estadounidenses de clase media como algunos de los antagonistas más memorables de la literatura. La paliza despiadada que Hal propina a Buck inevitablemente despierta en el lector el deseo de justicia.

John Thornton
Thornton rescata a Buck y la amabilidad y el amor de este hombre curan algo más que las heridas físicas del perro. Dueño y perro se salvan mutuamente en repetidas ocasiones.

The Big Read
Get involved with the Big Read!
Learn More

printfooter-logos
© Arts Midwest