National Endowment of the Arts - The Big Read
Bless Me, Ultima

Bless Me, Ultima

by Rudolfo Anaya

A novel is not written to explain a culture, it creates its own.


Anaya y sus otras obras

Los libros que Rudolfo Anaya escribió desde Bendíceme, Última (1972) caen en tres diferentes categorías no muy especificas: las novelas, historias, ensayos, poesía y obras de teatro que escribe para sí mismo y sus lectores; los libros infantiles que empezó a escribir para sus nietos; y las antologías que ha editado como resultado de un sentimiento de responsabilidad hacia sus colegas y herederos. Después del éxito de su primera novela, Anaya escribió Heart of Aztlán (Corazón de Aztlán) (1976), la novela personal y política de un muchacho cuya familia se muda del campo de Nuevo México a un barrio empobrecido de la ciudad. La novela Tortuga (1979), que cierra su trilogía semiautobiográfica, vuelve a imaginar los meses que Anaya pasó en un hospital recuperándose del accidente casi mortal de buceo que sufrió en su adolescencia. Algunos críticos, incluyendo al mismo Anaya, consideran que Tortuga es su mejor libro.

Dejando atrás su trilogía, Anaya pasó a varios géneros diferentes. A Chicano in China (Un chicano en China) (1986) narra los primeros viajes de Anaya al Lejano Oriente. The Legend of La Llorona (La leyenda de la Llorona) (1984) y Lord of the Dawn: The Legend of Quetzalcóatl (El señor del amanecer: la leyenda de Quetzalcóatl) (1987) recuentan los mitos de la Llorona del Suroeste de los Estados Unidos y el dragón alado de México. The Farolitos of Christmas: A New Mexico Christmas Story (Los farolitos de Navidad: una historia de la Navidad de Nuevo México) (1987) fue el primer cuento infantil de Anaya, que describe una viñeta que inventó para su nieta.

Justo cuando se creía que Anaya se jubilaría prematuramente y asumiría el papel de anciano estadista chicano, en 1992 publicó la novela Alburquerque, que se convirtió en un libro de transición importante para él. Alburquerque, su primera historia adulta completa del Oeste urbano, retoma la ortografía original de su ciudad de adopción y logra una historia que combina muchas de las formas que ya había usado y añade una nueva importante: la ficción detectivesca.

El libro ganó el prestigioso galardón PEN/West Award y abrió el camino para el cuarteto de misterios protagonizados por el detective Sonny Baca escritos por Anaya. Agrupadas en torno a las estaciones que gobernaron la niñez de Anaya en la granja de su familia, estas novelas sobre un polizonte que gradualmente se convierte en chamán, Zia Summer (Bajo el sol de verano) (1995), Rio Grande Fall (El otoño del Río Grande) (1996), Shaman Winter (El invierno del chamán) (1999) y Jemez Spring(La primavera de Jemez) (2005), atrajeron un gran público nuevo para Anaya.

En 2000, Anaya escribió otro poema en forma de libro, éste destinado a lectores jóvenes. Elegy on the Death of César Chávez (Elegía por la muerte de César Chávez) (2000) conmemora las agonías y los triunfos del gran fundador del sindicato United Farm Workers.

El movimiento chicano en el que ambos hombres jugaron un papel importante estaba pasando a la historia y Anaya se tomó el trabajo de asegurarse de que los logros de Chávez no cayeran en el olvido de las generaciones más jóvenes, cuya relativa libertad fue posible gracias al trabajo de Chávez. La lucha estaba lejos de terminar, de manera que la elegía de Anaya supuso un equilibrio entre hacer honor a su propia generación, que estaba envejeciendo y alentar a la siguiente.

Pero Anaya no había acabado su labor. En 2006, publicó dos libros nuevos: una colección de cuentos The Man Who Could Fly and Other Stories (El hombre que podía volar y otras historias), y Curse of the ChupaCabra (La maldición del Chupacabra), su primera novela para jóvenes adultos. Ya cerca de cumplir setenta años, a Anaya le hacía feliz ser recordado como el innovador autor de Bendíceme, Última, y quizás más feliz como el autor de un número de libros que aún sigue en aumento. Como estudiante de posgrado en la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, buscó en vano una tradición literaria con la que pudiera identificarse en la biblioteca Zimmerman. Hoy, el Centro para la Investigación del Suroeste (Center for Southwest Research) de esa biblioteca se ha convertido en la meca para los estudiosos de Anaya, alojando una gran cantidad de sus primeras ediciones, traducciones internacionales y manuscritos.

Si le gustó Bendíceme, Última, puede que le gusten:

How the Garcia Girls Lost Their Accents (De cómo las chicas García perdieron su acento) de Julia Alvarez, 1992

Death Comes for the Archbishop (La muerte llega para el arzobispo) de Willa Cather, 1927

Of Time and Change: A Memoir (Sobre el tiempo y el cambio: memorias) de Frank Waters, 1998

Si desea leer a otros escritores chicanos, puede que le gusten:

So Far From God (Tan lejos de Dios) de Ana Castillo, 1993

Dance Hall of the Dead (El salón de baile de los muertos) de Tony Hillerman, 1973

…y no se lo tragó la tierra /… And the Earth Did Not Devour Him de Tomás Rivera, 1970

The Hummingbird’s Daughter (La hija del colibrí) de Luis Alberto Urrea, 2005

The Big Read
Get involved with the Big Read!
Learn More

printfooter-logos
© Arts Midwest